viernes, 30 de junio de 2017

Planes Locales de Salud Alineación y sinergias en el territorio


Compramos en “nuestros” mercados, participamos de las fiestas de “nuestra” localidad, trabajamos, vivimos en “nuestro” pueblo sea este del tamaño que sea y la mayoría de “nuestros” familiares, amigos, clientes, están también en “nuestra” vecindad. Nos importa el estado de “nuestras” calles, la calidad de “nuestro” aire, “nuestras” plazas y cien “nuestras” más que forman parte de la acción municipal.

Un aspecto importante en la construcción y desarrollo de Planes Locales de Salud es hacer visible la enorme potencialidad que la legislación, andaluza en nuestro caso, atribuye a los Municipios y que abarca casi todas las facetas, sectores, actividades relacionados con los elementos claves para la mejor calidad de vida y la salud de nuestros vecinos y vecinas.

Destacamos las competencias ligadas al medio ambiente, a la ordenación urbanística, la difusión de la cultura, la disponibilidad de agua, el desarrollo local de la vivienda, el deporte y la actividad física, y entre las más especificas de Salud Publica el control de los establecimientos alimentarios, de los espacios públicos de ocio, y otros más de los que destacamos específicamente la capacidad de organizar las acciones en favor de la salud mediante Estrategias y Planes Locales de Salud convirtiendo así el territorio municipal en el lugar más adecuado para dar forma a la estrategia de SALUD EN TODAS LAS POLÍTICAS (y en el espacio más cercano a los ciudadanos y ciudadanas) que no es sino una propuesta para mejorar la salud de forma equitativa y que, no está mal recordar, se orienta hacia los determinantes de la salud y no a la enfermedad, considera la salud como un hecho desigual, busca la sinergia en las acciones tanto ínter como intrasectoriales de los diversos niveles de gobierno que se sitúan en el territorio, para lo cual identifica y busca la participación de los diversos actores locales pero también provinciales, regionales y otros.

Cuando hablamos de Gobernanza entendemos las acciones de los Gobiernos, grandes o chicos, junto con la Sociedad Civil en una lógica de consecución de objetivos comunes que en nuestro caso se focaliza en la mejora de la salud de la comunidad, que no podemos olvidar que tras la familia constituye el nivel de organización social más elemental.

Ayuntamientos, agentes clave

Competencias municipales, gobernanza, ciudadanos y ciudadanas constituyen, de esta forma, el triple asiento básico de SALUD EN TODAS LAS POLÍTICAS pero parece necesario reiterar el papel del Gobierno Local, el Ayuntamiento como un agente clave para el desarrollo de las acciones en favor de la salud.
Efectivamente, es allí donde, en el día a día de su actividad, en la gestión diaria , se adoptan decisiones trascendentales en sus consecuencias para la salud y la calidad de vida de los vecinos y vecinas.
El trazado del acerado de las calles, las características de su firme, el grado de peatonalización, la existencia de espacios para el entretenimiento y la actividad física, su seguridad, la disponibilidad de viviendas dignas para los más necesitados, el mercado y la distribución de alimentos y otras muchas más que nos hacen la vida más o menos fácil se sitúan en el ámbito de la intervención de los Consistorios, de tal manera que la identificación, por los propios equipos de gobierno y los profesionales y técnicos, de aquellas acciones que realiza de manera habitual y su impacto en la salud de los vecinos y vecinas constituye un paso trascendental en el proceso de diseño y elaboración de los Planes Locales de Salud.
Esta tarea es un paso que consideramos ineludible en la construcción del Perfil de Salud del municipio y tiene además el valor añadido de componer el puzzle en que muchas veces se convierte la actividad municipal, evitando así la visión fragmentada y sectorializada de las políticas impulsadas por los Ayuntamientos.

Participación mas allá de la retórica

Por último cabe una consideración de las estrechas relaciones entre los diferentes niveles de planificación e intervención relativos a la salud comunitaria. En la actualidad compartimos el IV Plan Andaluz de Salud, director de la estrategia de salud de la Comunidad Autónoma, con Planes de alcance provincial y un importante número de Planes Locales y pudiera pensarse en la existencia de piezas separadas.
Nada más allá de la realidad, una visión somera de estos Planes permite identificar elementos comunes en su metodología de construcción y desarrollo. Una trascendental búsqueda de la participación ciudadana, por encima  de figuras retoricas, a lo largo de todo el proceso y de manera especial en el señalamiento de prioridades. La integración ínter y transectorial en el territorio municipal, la conformación de un diagnostico inicial de partida, la identificación de recursos y activos para la salud como elemento central de la estrategia, la rendición de cuentas vinculada a la evaluación de lo conseguido en un proceso transparente son elementos comunes claramente identificables como señalábamos anteriormente.
Pero también hay claras relaciones en los grandes temas priorizados y los objetivos a alcanzar.
La preocupación por la salud emocional, la intervención sobre problemas como la obesidad infantil y las propuestas en esta línea que abarcan desde caminos seguros para llegar al cole, al desarrollo de actividades de deporte escolar en los colegios, su lógica relación con el consejo dietético desarrollado en los centros de salud, la alimentación saludable como intervención referencial para la mejora de la salud cardiovascular y la prevención de la diabetes, y otras muchas conexiones y similitudes se dan entre los diferentes Planes entre los que quizás cupiera destacar la identificación y uso de los diferentes activos para la salud que se identifican en cada nivel de trabajo constituyendo una importante novedad en el enfoque de cómo abordar nuestra mejora de la salud desde la lectura de lo positivo, de lo disponible aun sin olvidar el análisis de necesidades.

Este marco estratégico permite la identificación no solo de elementos comunes y por lo tanto de sinergias entre diferentes niveles sino que, y sobre todo, permite una visión común sobre el proceso de salud enfermedad y sienta las bases para un desarrollo operativo de la estrategia SALUD PARA TODOS.

José Luís Gurucelain Raposo
Jefe de Servicio Salud Pública
Delegación Territorial de Huelva

viernes, 23 de junio de 2017

Mapa de Activos de Alcalá la Real

Desde  el Plan de Acción Local en Salud de Alcalá la Real, con los diversos agentes implicados en su ejecución, concejalías, centros sanitarios, colectivos y asociaciones, población en general, a través de  una ESTRATEGIA DE PARTICIPACIÓN que pretende profundizar, uniendo los recursos formales e informales de nuestra localidad, se pretende elaborar un  Mapa de Recursos o Activos Comunitarios: Identificar lo que sí funciona y potenciarlo, tanto en las personas individuales como en toda la comunidad. También identificaremos lo que no funciona, considerándolo potencialmente activo. En este caso se recomienda investigar los motivos por los que estos recursos no son activos para poder hacer que se reconviertan en activos.

Iniciamos  un proceso donde los habitantes y entidades de Alcalá la Real, descubren recursos positivos de nuestra localidad y  se comienza  a tejer una red de relaciones y apoyos mutuos, que desembocan en proyectos que mejoran la calidad de vida y promocionan la salud.
Se trata de un proceso de empoderamiento, capacitación, participación y responsabilidad, no solo individual sino también de asociaciones, grupos y colectivos.
Con el método de visibilización de las riquezas de la comunidad, trabajando desde un modelo que no se fija en el déficit, riesgo o daño, sino en una nueva forma de encarar las situaciones y trabajarlas desde un modelo de Desafíos y Fortalezas, centrado en las fortalezas que todo individuo y/o comunidad posee internamente, aunque las desconozca. La autoestima, optimismo, apoyo familiar y redes sociales protegen a las personas de los efectos negativos de las adversidades.
¿Qué ocurre para que algunas personas prosperen y otras enfermen ante situaciones similares?
¿Dónde están los factores de éxito para afrontar situaciones adversas?
Más que los recursos en sí mismos, lo que es verdaderamente importante es la capacidad para utilizarlos, lo que Antonovsky llama “sentido de coherencia” y construye este modelo a partir de tres factores que caracterizan a los individuos:
.  Comprensibilidad: Capacidad de entender lo que pasa.
. Manejabilidad: la visión de las propias habilidades para manejar lo que ocurre mediante recursos internos y externos.
. Significancia: Capacidad para convertir lo que se hace en satisfactorio, valioso, con sentido para la vida.
Este modelo propone ayudar a la persona, colectivo y/o comunidad a descubrir, utilizar y transitar los elementos de protección que su entorno le ofrece. A saber aprovechar los recursos disponibles.



martes, 13 de junio de 2017

"En nuestras reuniones tienen cabida los sueños, y la capacidad del trabajo en equipo los hace realidad”


Iniciamos una serie de entrevistas que pretenden dar voz y poner cara a las personas que coordinan los Grupos Motores de los municipios de Granada, que han trabajado mucho para lograr iniciar su primer Plan Local de Salud (PLS). Esta semana hablamos con María Jesús García Sánchez, Directora de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Baza y con Eva Rodríguez Coca, Técnica de Igualdad del Centro Municipal de Información a la Mujer del Ayuntamiento de Montefrío, ambas coordinadoras técnicas de los Grupos Motores de sus respectivos municipios.

El municipio de Baza , forma parte de la Acción Local en Salud, desde el año 2008, momento en la que se puso en marcha el pilotaje , y  a raíz del pilotaje, vio la luz su primer Plan Local de Salud 2009-2011.

En el caso de Montefrío, inició el proceso con la adhesión en el año 2012, aprobando su primer Plan Local de Salud a finales de 2014, teniendo una vigencia desde 2014 a 2017. 

¿Qué ha supuesto en Baza la puesta en marcha de la Acción Local en Salud?

María Jesús García: “Ha supuesto una nueva manera de trabajar en equipo, sumando recursos, rentabilizando proyectos y acercándolos a la ciudadanía. Empoderando a los/as referentes de nuestra comunidad, que han pasado a ser parte activa en la ejecución del Plan Local de Salud.



Se ha ganado en ilusión, la queja del no poder hacer nada sin recursos económicos, ha quedado obsoleta. En nuestras reuniones tienen cabida los sueños, y la capacidad del trabajo en equipo, los hace realidad.”


Grupo Motor Inicial Baza

¿Y en Montefrío? ¿Qué ha supuesto la puesta en marcha de la Acción Local en Salud?

Eva Rodríguez: “La puesta en marcha de la Acción local en Salud ha supuesto para Montefrío, un avance muy importante en la prevención y en la acción común de las diversas problemáticas detectadas en el municipio. Un proyecto común en el que  las distintas áreas, instituciones, asociaciones y otros sectores del municipio, trabajan para mejorar la calidad de vida de los/as habitantes de Montefrío y con el compromiso político, fundamental para nuestro trabajo.



Un proyecto elaborado por lo/as miembros del grupo motor, con una serie de acciones basadas en el análisis y la priorización de necesidades, y dirigido a los distintos grupos de población.”
Grupo Motor Montefrío en la presentación del I PLS Montefrío

¿Cuantas acciones/proyectos se desarrollan en los planes locales de salud de vuestros municipios? ¿Qué resaltaríais de todo el proceso desarrollado durante este tiempo?
María Jesús García: “En nuestro primer Plan Local de Salud, se han llevado a cabo 116 acciones de las 160 que hay planificadas, lo que supone un cumplimiento del 73% de los objetivos marcados.

Durante todos estos años, destaco el entusiasmo en este proyecto desde el primer momento, ya que supone trabajar, haciendo desarrollo comunitario en Baza, lo que implica la mejora  de la calidad de vida y la participación de la ciudadanía  en proyectos de promoción de la salud.”

Cartel presentación I PLS Baza

Eva Rodríguez: “Dentro de nuestro I Plan Local de Salud de Montefrío, se enumeran más de 30 acciones, dirigidas a todos los grupos  de población, y repartidas durante todo el año.

El comienzo de este proceso fue duro, poco a poco se fue afianzando, un proyecto que en principio parecía algo extraño y difícil de llevar a cabo.

También es verdad que ha habido cambios, altibajos, pero siempre ha primado una idea común que nos ha dado la fuerza para seguir: el bienestar de los/as habitantes de nuestro municipio.

Ahora  que son muchos los municipios que se han añadido a este proyecto, veo que aquello que fue pionero y extraño en nuestros municipios, es ya un instrumento eficaz en manos de la administración local para poder llevar a cabo y potenciar políticas saludables en todos los municipios.”
Portada I PLS Montefrío

    

     ¿Que logros/hitos podéis destacar?
María Jesús García: “En Baza, el principal, ha sido la continuidad del trabajo en equipo, el afianzamiento de un grupo motor estable. La ilusión de este primer Plan, se nos ha contagiado y en estos momentos estamos trabajando  en un Segundo Plan Local de Salud.

En cuanto a proyectos/acciones afianzados, destacar:
·         Plaza de la Salud
·         Asociación de senderismo
·         Escuela de familia
·         Talleres temática variada: grupo literario (lectura y escritura), biodanza, yoga, autoestima y habilidades sociales  (para diferentes colectivos)



Cartel VII Plaza de la Salud Baza 2016
Eva Rodríguez: “En Montefrío, el logro fundamental y más importante en este proyecto, ha sido la implicación política, que siempre ha sido ejemplar, porque si que es verdad que sin esta implicación seria mucho más difícil o yo diría casi  imposible. Son numerosas las actividades desarrolladas, están teniendo un éxito considerable y están asentadas en el municipio: talleres de autoestima, gimnasia, manejo del móvil, dieta saludable, uso de internet,...

En la ciudadanía de mediana edad, si que es verdad que se ha observado un aumento considerable de participación en actividades al igual que un aumento de la oferta publica y privada, sobre todo en actividades deportivas (aerobic, pilates, yoga,...).”

Dibujo ganador concurso logotipo I PLS Montefrío


Después de estas palabras, podemos subrayar que el empoderamiento, la participación ciudadana, la consolidación de los/as referentes claves, el compromiso político y la Acción Local en Salud son un instrumento eficaz en el ámbito local. Agradecemos, la colaboración y el tiempo dedicado a María Jesús y a Eva, y os emplazamos al siguiente post, en el que continuaremos entrevistando  al resto de municipios con planes locales de salud en la provincia de Granada.

 
Fdo. Agustín Gómez Jiménez
Técnico Acción Local en Salud 
Red Local de Acción en Salud (RELAS)
 Provincia de Granada 

viernes, 9 de junio de 2017

Participacion ciudadana y salud

La Red Local de Acción en Salud (RELAS) se caracteriza por sus tres pilares: liderazgo del ayuntamiento, trabajo intersectorial  y participación ciudadana. Lo más difícil es implicar a la ciudadanía y RELAS supuso una nueva manera de trabajar con ella haciéndola protagonista de su salud.



Los tres pilares de la Red Local de Acción en Salud (RELAS) son el liderazgo del ayuntamiento, el trabajo intersectorial  y la participación ciudadana. Todos los municipios tienen experiencia en trabajo intersectorial aunque con una cierta visión "sectaria” (dos o tres sectores pero cada uno con sus actividades, no siempre optimizando y compartiendo los recursos). También los ayuntamientos tienen sus competencias muy claras. Lo más difícil es implicar a la ciudadanía y RELAS supuso una nueva manera de trabajar con ella haciéndola protagonista de su salud.

¿Por qué es tan importante la Participación de la Ciudadanía en lo que concierne la salud? Cuando hablamos de Participación Ciudadana, debemos distinguir dos tipos de participación: participar en las actividades locales relacionadas con la salud en la que la ciudadana se beneficia de ellas  o como  participación activa y comprometida (planificación, evaluación de los programas de salud)

En un contexto de gobernanza pública el diálogo entre los organismos públicos y la ciudadanía toma diferentes dimensiones. La participación ciudadana  conlleva el conjunto de procesos y actividades que permiten integrar al ayuntamiento  las preocupaciones,  las necesidades y los valores de la ciudadanía en su toma de decisiones.

Cuando la ciudadanía se implica hablamos de participación interactiva que conlleva para el ayuntamiento implicar directamente a la ciudadanía en todas las etapas del proceso de elaboración de un proyecto sea de salud u otro, tener en cuenta su opinión e integrarlo en su toma de decisión. Esta implicación permite generar ideas nuevas, poner en conocimiento problemas  desconocidos por las Instituciones y reforzar la capacidad de actuar en el municipio

Si hablamos de colaboración de la ciudadanía nos referimos a la forma de participación más avanzada que consiste para el ayuntamiento en trabajar  mano a mano con la ciudadanía en todas las etapas del proceso incluso en la elaboración de proyectos o planes y en la elección de la mejor opción. El ayuntamiento pide todo el potencial (conocimiento y creatividad) para buscar las soluciones y se compromete a tomar las decisiones que reflejarán los resultados de este proceso.

Implicar a la ciudadanía ayuda a  responder a las necesidades e intereses locales evitando a las Autoridades Locales gastar energías en proyectos que no responden a las necesidades de su municipio.
La Participación Ciudadana es una herramienta que permite obtener mejores resultados en lo local.
Cuando los municipios se adhieren a RELAS para la elaboración de su Plan Local de Salud comprometen a su ciudadanía en todas las etapas del proceso de elaboración de Plan Local de Salud.

Nicole Palacio
Técnica de Acción Local en Salud de Córdoba.

martes, 6 de junio de 2017

Los 4 pilares básicos de la Acción Local en Salud en Andalucía

La experiencia de varios años de trabajo con los Ayuntamientos y sus comunidades nos ha llevado a identificar cuatro pilares básicos que sustenta el proceso de la Acción Local en Salud, y que, como columnas de nuestro Partenón particular: compromiso político, estructura técnica, metodología y participación ciudadana.

Desde la Carta de Ottawa y la Declaración de Yakarta, de finales del siglo pasado, tenemos claros los conceptos de la salud globalizada, donde la promoción de la salud se convierte en un proceso que permite a las personas incrementar el control sobre los determinantes de su salud y en consecuencia, mejorarla.  Igualmente, el desarrollo de este concepto nos ha llevado consecuentemente a identificar al municipio, a la comunidad local, como el escenario ideal y la unidad básica de la acción, promoción y prevención de la salud a través de la planificación estratégica basada en la evidencia. De ahí, que esta planificación en salud a nivel local deba partir de los Determinantes de la Salud y deba desarrollarse  bajo los  principios de Salud en todas las Políticas y Participación Ciudadana.

 Pero llevar este concepto y principios a la práctica en el territorio no es fácil. La experiencia de varios años de trabajo con los Ayuntamientos y sus comunidades en toda Andalucía, nos ha llevado a identificar cuatro pilares básicos que sustenta el proceso de la Acción Local en Salud, y que, como columnas de nuestro Partenón particular,  son fundamentales en el soporte de todo el proyecto  de elaboración de un Plan Local de Salud.


                                                           *Elaboración propia a partir del Esquema de Covadonga Monte Vázquez 


Como base y cimientos de nuestro edificio, disponemos de los fundamentos de la salud pública actual, derivada de los acuerdos que hemos comentado al principio y de todo su desarrollo en estos años, unidos a la cobertura normativa elaborada a todos los niveles competenciales y en especial en nuestra comunidad autónoma. Como cobertura y justificación de nuestras acciones tenemos nuestro objetivo principal, que no es otro que elevar la salud y la calidad de vida de las personas que habitan en nuestros municipios. Y para conseguir este fin,  a modo de dintel a cornisa que sustenta nuestro objetivo, disponemos de la Estrategia Andaluza de Acción Local en Salud que da sentido al proceso. Pero este bonito edifico fundamentado en bonitas palabras, no se quedara en pie si falta alguna de la cuatro columnas que lo sustenta. Todo proceso de planificación en salud impulsado desde los Ayuntamientos precisa de:

  • Un compromiso Político claro y expreso, que priorice recursos y que incorpore la salud en todas las políticas a la Agenda de Gobierno Local
  • Una Estructura Técnica, que coordine, organice y sistematice el contenido y conocimiento del proceso
  • Una metodología, que en nuestro caso, se fundamenta en un modelo de elaboración de Planes Locales de Salud basado en las experiencias con los Ayuntamientos de nuestra comunidad y que está en constante revisión y crecimiento.
  • Una participación ciudadana, efectiva y real, no de cuartada, que esté presente en todo el desarrollo del proceso, desde su diseño a su evaluación y que sea corresponsable del mismo, incorporando el conocimiento “no formal” y la experiencia propia, además de ser parte fundamental en la creación y consolidación de las redes de trabajo intersectorial.

El grado de importancia de cada uno de estos pilares varía a lo largo de todo el proceso, pero en su resultado final, todos deben acumular el mismo grado de protagonismo, correspondiéndose su fortaleza con la fortaleza del propio proceso de elaboración del plan,

Por último, me gustaría resaltar la singularidad que existe en la Estrategia Andaluza de Acción Local en Salud. Esta Estrategia apuesta por los Ayuntamiento como elementos claves en la coordinación de los distintos agentes que trabajan sobre los determinantes de la salud en el territorio. Son, por evidencia y por experiencia, los más capacitados para fomentar acciones intersectoriales de salud comunitaria y por tanto, tienen una obligación, además de legal, ética con respecto a sus ciudadanos.  Por eso es importante seguir impulsando esta Estrategia a nivel andaluz, y sacar “la cabeza del motor” para ver que muchas veces estamos exigiendo a los demás lo que no hacemos nosotros en nuestra casa. 

Al igual que los cuatro pilares del proceso a nivel local, la Estrategia Andaluza de Acción Local en Salud necesita de un fuerte compromiso político al más alto nivel, una estructura técnica estable que la soporte adecuadamente, un modelo exportable y comparado a nivel nacional e internacional y la incorporación de los propios protagonistas de la estrategia, los ayuntamientos, al diseño de la misma. Poco a poco iremos fortaleciendo entre todos estos pilares, porque, por principio, hay que creer en la buena voluntad de la personas.


Miguel Ángel Cuesta Guerrero
Politólogo. Experto en Administración Local y Promoción de la Salud en la Comunidad

Confiado en los “saberes de otros”